Hay cuatro componentes constitutivos para apoyar el viaje de la acción colaborativa eficaz. Cada componente constitutivo representa un importante volumen de trabajo necesario para producir la transformación de los sistemas. Puesto que la metodología se puede aplicar en una variedad de contextos con distintas duraciones y en distintas áreas temáticas, la aplicación y el uso de estos componentes constitutivos tendrán un aspecto diferente para cada intervención.

Nuestro primer impulso podría ser usar la metodología de manera lineal, comenzando con el primer bloque y luego pasando al siguiente. En lugar de ello, queremos fomentar un enfoque más fluido, uno en el que los elementos se introduzcan a medida que sean necesarios, por lo que un elemento de un componente constitutivo podría utilizarse junto con un elemento de otro componente constitutivo.

Este ejemplo podría ser útil. Digamos que esté trabajando en Entender el sistema. Es posible que desee utilizar las técnicas y herramientas de colaboración que se encuentran en el componente constitutivo Cocrear, así como las herramientas para captar el aprendizaje que se encuentran en el componente constitutivo Aprender y adaptarse. Hemos diseñado la metodología para que sea flexible en cuanto a la forma en que se puede utilizar, y le instamos a experimentar con ella para que añada el mayor valor a su viaje de cambio sistémico.

Haz click en cada componente constitutivo para leer más o regresa a la página principal.