Las prácticas esenciales apoyan el aprendizaje individual sobre temas críticos para el cambio transformativo. Guían a todas y todos (partes interesadas, convocantes, coordinadores y facilitadores) en torno al “cómo” trabajar juntos para generar un cambio sistémico.

Cuando se toman como un todo y se llevan a la práctica, las prácticas esenciales dan al esfuerzo de múltiples partes interesadas una mejor oportunidad de transformar el sistema deseado. Estas prácticas se utilizan tanto de forma explícita (para desarrollar las aptitudes y la capacidad del equipo de apoyo de base y de las partes interesadas) como implícita (en la forma en que se coordina y diseña el proceso de colaboración; por ejemplo, en el diseño del diálogo o en las negociaciones de asociación).

 

¿Cuáles son las prácticas esenciales? 

Para cada componente constitutivo compartimos cuatro prácticas esenciales que funcionan de manera conjunta para construir la mentalidad correcta, el deseo y la orientación de la acción con miras a la acción colaborativa eficaz.

Destacamos estas prácticas para llamar la atención sobre la importancia del “cómo” al transformar los sistemas. Hay muchas herramientas que pueden apoyar estas prácticas. Le animamos a descubrir sus herramientas favoritas. Para cada práctica hemos incluido algunos de nuestros recursos de consulta para comenzar.

Haz click en una de los bloques de prácticas esenciales o regresa a la página principal.